13/07/2024

Una hija de Alice Munro la acusa de ignorar los abusos sexuales que perpetró su padrastro | La peor historia de una eximia narradora



Andrea Robin Skinner, una de las hijas de Alice Munro, denunció que su madre ignoró los abusos sexuales que sufrió cuando era una niña a manos de su padrastro, Gerald Fremlin, el segundo esposo de la escritora canadiense que falleció el pasado 13 de mayo.

En un artículo publicado en el periódico The Toronto Star pocos meses después de la muerte de la premio Nobel de Literatura 2013, Skinner describió cómo, cuando tenía nueve años y fue a pasar el verano de 1976 con Alice Munro, Fremlin abusó sexualmente de ella.

Cuando al final del verano Skinner regresó con su padre, Jim Munro, le contó a su madrastra, Carole, lo que había sucedido. Carole por su parte se lo contó a Jim Munro, quien decidió no decir nada, escribió la hija de la escritora considerada una maestra del relato corto.

A pesar de lo sucedido, el padre de Skinner siguió enviando durante años a su hija a pasar los veranos con Alice Munro y Fremlin.

Skinner describió cómo el esposo de la escritora aprovechaba los momentos en los que estaban solos para mostrarle sus genitales, realizar comentarios soeces, hablar de otras niñas del vecindario o comentar sobre las necesidades sexuales de su madre. Cuando tenía 25 años, finalmente confesó a su madre los abusos de su padrastro.

“Reaccionó exactamente como temía que haría, como si se hubiese enterado de una infidelidad“, dijo la hija de Munro, y añadió que la escritora abandonó brevemente a Fremlin, no por los abusos sexuales que había cometido su marido sino por haberle sido infiel.

“Me contó (Alice Munro) sobre los otros niños con los que Fremlin mantenía ‘amistades‘, subrayando su propia sensación de que ella, personalmente, había sido traicionada“, señaló.

“¿Se dio cuenta de que estaba hablando a una víctima y que yo era su hija? Si lo hizo, yo no lo sentí. Cuando intenté decirle cómo el abuso de su esposo me había causado daño, se mostró incrédula”, añadió.

Por su parte, Fremlin la acusó de haberle provocado y chantajeó a la familia con publicar fotografías comprometedoras, según el relato de Skinner.

A pesar de lo sucedido, Alice Munro siguió viviendo con Fremlin hasta que este murió, en 2013, porque “le quería mucho” y porque la “cultura de misoginia” era responsable de que Skinner creyese que la escritora tenía que “negar sus propias necesidades”.

Cuando se convirtió en madre, Skinner cesó su contacto con Alice Munro. Dos años después, en 2004, en una entrevista con The New York Times, Alice Munro expresó su inmenso amor por Gerald Fremlin y afirmó que mantenía una estrecha relación con todas sus hijas.

Cuatro meses después de la publicación de la entrevista, en febrero de 2005, Fremlin fue acusado de abusar a Skinner y fue condenado a dos años en libertad condicional y a no mantener contacto con niños menores de 14 años durante ese periodo.

“También quería que esta historia, mi historia, fuese parte de las historias que la gente cuenta sobre mi madre”, explicó. “Desgraciadamente, eso no es lo que pasó. La fama de mi madre significó que el silencio se mantuvo”, añadió.

Skinner terminó señalando que nunca se reconcilió con su madre y que muchos otros la silenciaron. “Los niños son a menudo silenciados. En mi caso, la fama de mi madre significó que el secreto fue más allá de mi familia. Mucha gente influyente se enteró de parte de mi historia y aún así siguieron ayudando, y sumaron, a una narrativa que sabían era falsa”, concluyó.



Source link

Open chat
1
HOLA!!
Scan the code
SOMOS RADIO JUDICIAL
HOLA!! GRACIAS POR TU CONTACTO...EN QUE PODEMOS AYUDARTE?