29/01/2023

Alerta naranja por altas temperaturas en el centro-sur del país | Río Negro, Neuquén y La Pampa son las provincias más afectadas



Por segundo día consecutivo Río Negro superó los 40 grados y tiene alerta naranja por las altas temperaturas. En todo el país se sintió el calor y el Servicio Meteorológico Nacional(SMN) informó que no va a llegar el alivio en los próximos días.

Las localidades rionegrinas de Viedma y San Antonio Oeste registraron las temperaturas más altas del país, tanto el viernes como ayer, según datos de las 15 del SMN. Ambas ciudades fueron las únicas que superaron los 40 grados, con 40,8 y 40,2, respectivamente.

A la lista le siguen la capital de Santiago del Estero (39,1) y Termas de Río Hondo (38,5), de la misma provincia; las localidades cordobesas de Villa María (38), Laboulaye (37,5) y el observatorio de Pilar (37,1); Rosario en Santa Fe (37,5), la capital neuquina (37,2) y General Pico, en La Pampa, con 37,1 grados.

Otras localidades con temperaturas muy elevadas fueron Pehuajó (36,6), Paraná (36,6), Corrientes (36,1), y Presidencia Roque Sáenz Peña (35,6).

El SMN emitió alertas naranjas por temperaturas extremas por calor para el oeste de la provincia de La Pampa, el norte de Río Negro y este de Neuquén, porque llas máximas oscilarán entre los 40 y los 43 grados.

En la provincia de Río Negro, las ciudades de Viedma, El Cuy y General Roca alcanzaron térmicas de 41 grados, y mañana tendrná 42 y el lunes, la máxima llegará a 43 grados. Para las localidades pampeanas de Chical Co y Puelén, al oeste de esa provincia, las temperaturas máximas fueron de 39 grados y para mañana se esperan 40 grados.

En tanto, en el este de la provincia neuquina, en localidades como Confluencia, este de Añelo, Pehuenches y Picún Leufú prevalecieron máximas de 40 grados el sábado y mañana las térmicas superarán los 42.

Para el resto del país, a excepción de las provincias del norte, hasta San Juan y San Luis, la Mesopotamia y parte de Santa Cruz y Tierra del Fuego, hay alerta amarillo por calor extremo.

El SMN difundió este semana un comunicado donde informó que los meses de enero, febrero y marzo pueden ser más cálidos que el promedio con temperaturas superiores a lo normal en la región pampeana y el oeste de la Patagonia.

Además, la región de Cuyo, el sur del Litoral y el este patagónico tienen»una mayor probabilidad de registrar temperaturas dentro de lo normal para esta época del año», mientras para el noroeste y norte argentino así como el sur del país se prevén «temperaturas dentro de lo normal», indicó el servicio.

También elaboró un informe sobre los próximos días titulado «Ola de calor», en el que explicó que «el dominio de altas presiones en el Mar Argentino y el Océano Atlántico sur provoca vientos del sector norte y el desplazamiento de aire muy cálido y seco desde el norte del país hasta la Patagonia, inclusive».

Por esta razón, en la Patagonia se observará un promedio de temperatura entre 3 y 4 grados «más elevados de lo que es normal en esta región».

También se verán afectados el centro y norte de Argentina, donde hasta el martes 10 de enero, las temperaturas máximas pueden alcanzar entre los 33 y 42 grados, con los valores más elevados en La Pampa, oeste de Buenos Aires, Córdoba, sectores del Litoral y el noroeste argentino.

En tanto, se espera que haya un descenso de las temperaturas a lo largo del país entre el martes 10 y miércoles 11 de enero, con el avance de un aire más templado.

Las recomendaciones indicadas por el Ministerio de Salud para evitar golpes de calor sugieren «aumentar el consumo de agua sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada, evitar exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 10 y las 16 horas), prestar atención a los bebés, niños y niñas y a las personas mayores». También se indica «evitar las bebidas con cafeína, con alcohol o muy azucaradas, así como comidas muy abundantes».

Se recomienda ingerir verduras y frutas, reducir la actividad física, usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

También se recuerda que no existe un tratamiento farmacológico contra el golpe de calor. Sólo las medidas sugeridas pueden prevenirlo y contrarrestarlo.



Source link