16/08/2022

Celsius quebró y dejó un tendal | Miles de clientes arruinados por la broker de criptomonedas



Un irlandés a punto de perder su granja. Un estadounidense con pensamientos suicidas. Una viuda de 84 años que perdió los ahorros de su vida: las personas atrapadas por la quiebra de la plataforma de inversión en criptomonedas Celsius suplican que se les devuelva su dinero. La oficina del juez que supervisa la quiebra quedó inundada por cientos de cartas que rebosan de rabia, vergüenza, desesperación y arrepentimiento. «Sabía que había riesgos», dijo un cliente que no firmó su carta. «Parecía un riesgo que valía la pena correr». 

Celsius y su director general, Alex Mashinsky, presentaron la plataforma como un lugar seguro en el que la gente podría depositar sus criptomonedas a cambio de altos intereses, mientras la firma prestaba e invertía esos depósitos. Pero a medida que se desplomaba el valor de las altamente volátiles criptomonedas -el Bitcoin perdió sesenta por ciento de su valor desde noviembre- la firma enfrentaba más problemas, hasta que congeló el retiro de fondos a mediados de junio. La compañía le debe 4.700 millones de dólares a sus usuarios, según un documento judicial difundido este mes, y no está claro cómo va a terminar el asunto.

Las cartas, publicadas en un archivo judicial en línea, vienen de todo el mundo y cuentan las trágicas consecuencias del congelamiento del dinero de los usuarios. «Desde esa mamá soltera y trabajadora de Texas que lidia con facturas vencidas, hasta el profesor de India que depositó todos sus ahorros en Celsius, creo que puedo hablar por la mayoría de nosotros cuando digo que me siento traicionado, avergonzado, deprimido, enojado», escribió uno de los clientes que firma su carta como E.L.

Aunque las cartas varían en su nivel de conocimiento del mundo de las criptomonedas -desde novatos confesos hasta convencidos que lo apostaron todo- y los impactos monetarios abarcan desde unos pocos dólares hasta cifras de siete dígitos, casi todas concuerdan en un punto. «He sido un cliente leal de Celsius desde 2019 y me siento completamente vinculado a Alex Mashinsky», escribió un cliente que la AFP decidió no identificar para proteger su privacidad. «Alex hablaba de cómo Celsius era más seguro que los bancos».

Muchas cartas apuntan a las charlas en línea AMA (Ask Mashinsky Anything, o Pregúntale lo que quieras a Mashinsky) que ofrecía el director general como la principal razón de su confianza en él y en la plataforma, presentada como estable hasta días antes de congelar los fondos de los usuarios.

Repetidas garantías antes de la caída

«Celsius tiene uno de los mejores equipos de mitigación del riesgo en el mundo. Nuestro equipo de seguridad y nuestra infraestructura son insuperables», escribió la firma el 7 de junio. «Hemos superado crisis de las criptomonedas antes (¡es la cuarta!). Celsius está preparado». El mensaje también señalaba que la compañía tenía reservas suficientes para pagar sus obligaciones, y que los retiros serían procesados normalmente.

Un cliente, que declaró tener 32.000 dólares en criptomonedas bloqueados en Celsius, escribió al juez que «prácticamente hasta el final, el inversionista minorista recibió garantías». Pero eso cambió rápidamente y el 12 de junio, Celsius anunció el congelamiento: «Estamos tomando esta decisión hoy para poner a Celsius en una mejor posición para honrar, con el tiempo, sus obligaciones de retiro».

Algunos clientes recibieron la noticia en un mensaje de la empresa. «Cuando acabé de leer el correo, me desplomé en el suelo con la cabeza entre las manos y estallé en lágrimas», escribió un hombre que tenía alrededor de 50.000 dólares en activos en Celsius.

Los clientes más afectados, incluyendo un hombre que dijo haber depositado 525.000 dólares que recibió de un préstamo gubernamental en Celsius, aseguran haber pensado en suicidarse. Otros reportan altos niveles de estrés, falta de sueño y sensaciones de vergüenza profunda por depositar los ahorros de su vida o el dinero de la universidad de sus hijos en una plataforma que era mucho más riesgosa de lo que pensaban.

«Como empresa privada no regulada, Celsius no está sujeta a ninguna obligación de divulgación», resume el Washington Post. Celsius no respondió a una solicitud de información sobre las cartas de los clientes.

Para gente como una mujer de 84 años que solo tenía alrededor de 30.000 dólares de ahorros invertidos en criptomonedas desde hace un mes, la esperanza reside en el proceso de bancarrota. «No es raro que la gente salga de algo así con cero», afirma sin embargo Don Coker, experto en banca y finanzas. «Obviamente siento lástima por cualquiera que pierda una inversión así, pero (…) deben ser conscientes del riesgo», agregó. 



Source link