27/09/2022

Córdoba: el padre del niño de  11 años abusado en la escuela por sus compañeros presentará pruebas «de hechos muy graves» | La investigación del ministerio de Educación provincial «solo trata de encubrir y tapar todo», aseguró



Jorge Martínez, el padre que denunció que su hijo de 11 años, que tiene Trastorno del Espectro Autista (TEA), fue “víctima de abuso sexual, maltrato, discriminación y bullyng” en una escuela pública de Córdoba adelantó que este miércoles presentará pruebas ante la justicia para que se investiguen esos “hechos muy graves”. Además, advirtió, las autoridades educativas “minimizaron” lo ocurrido.

La semana pasada, Martínez y otros padres habían tomado pacíficamente la escuela  Rafaela Sánchez de Caldelari, del barrio Ayacucho, para reclamar una investigación de los hechos. De acuerdo con la denuncia, la agresión ocurrió el 5 de setiembre, durante el recreo.

«Mi hijo me comentó el horroroso momento que vivió” cuando “fue encerrado por dos compañeros en el baño», señaló el padre, quien añadió que los compañeros «lo ataron, lo torturaron y abusaron sexualmente de él bajándole sus pantalones para tocarle sus partes íntimas”.

Martínez dijo que el martes 6 de setiembre formalizó la denuncia en la justicia y que este miércoles concurrirá a tribunales con su abogado, para solicitar ser admitido como querellante y “presentar pruebas” sobre lo ocurrido. “Queremos que se investigue y se adopten medidas ejemplificadoras para que no vuelva a ocurrir”, reclamó.

«El ministerio de Educación es responsable»

El 13 de septiembre, luego de conocida la denuncia, el Ministerio de Educación local apartó a la directora y vicedirectora de la escuela y abrió una investigación administrativa para esclarecer lo ocurrido.

“El Ministerio de Educación tiene que hacerse responsable de lo que pasó. No confiamos en su investigación que solo trata de encubrir y tapar todo. Desde el primer momento minimizaron todo”, consideró Martínez, que objetó, además, que la decisión inicial de los directivos fue que los chicos acusados concurrieran normalmente a clases.

“Mi hijo no quiso volver a esa escuela y me pidió que le consiga otro colegio. Desde ayer lunes, comenzó a concurrir a otro colegio. En su primer día de clase estuvo muy contento. Se sintió muy conforme y contenido”, añadió Martínez. El padre del chico agradeció especialmente, por ello, al presidente de la Fundación para el Desarrollo Político y Social (Fundepo), Sergio Rendón, quien se “solidarizó” con su situación y brindó una beca para que su hijo concluya los estudios en una institución educativa privada.      



Source link