14/08/2022

Costa Salguero: con la privatización frenada por la Justicia, el GCBA licita el parque en el sector en el que no habrá edificios | Una nueva ofensiva contra la costa del río



El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) abrió la licitación para parquizar el sector de los terrenos de Costa Salguero que no será destinado a la construcción de edificios privados. Con esa privatización frenada por la Justicia porteña, que declaró en dos instancias la inconstitucionalidad de la ley que en 2019 habilitó la venta de las tierras públicas, la nueva licitación apunta a crear un parque en el sector en el que actualmente funciona el Costa Salguero Golf Center. Las organizaciones que presentaron la acción de amparo que derivó en el freno a la privatización advirtieron a Página 12 que, con el proyecto anunciado, «el GCBA gana tiempo con su marketing verde a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) resuelva la constitucionalidad o inconstitucionalidad de la venta».

El 21 de abril de este año, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunciaba en conferencia de prensa el plan «BA Costa», que incluía entre sus obras al «proyecto de ocho hectáreas verdes nuevas en la zona de Costa Salguero, que empieza donde hoy está el golf”. Ese mismo día, el TSJ daba el visto bueno a las 53 mil firmas que avalaron la Iniciativa Popular que busca parquizar la totalidad de los predios de Costa Salguero y Punta Carrasco, incluido el sector en el que el oficialismo prevé habilitar la construcción de edificios privados. Con la Iniciativa ya ingresada a la Legislatura y la privatización frenada por la Justicia, ahora el GCBA oficializó el proyecto del «Parque del Golf» a través de la apertura de la licitación pública para las obras.

El llamado se publicó el viernes pasado en el Boletín Oficial con una resolución de la Subsecretaría de Obras. Según se lee en los pliegos de la licitación, la obra contará con un presupuesto de poco más de 646 millones de pesos y se realizará en tres etapas, comenzando por la demolición de las gateras del Golf. En las ocho hectáreas en cuestión «se generará un nuevo parque público en la costa, incorporando la cancha de Costa Salguero Golf al espacio público», anuncia la licitación, que agrega que se mantendrían los lagos artificiales internos y «el sector del club house sumará usos mixtos y un nuevo sector de juegos infantiles». El trazado circulatorio del parque, en tanto, respetará «la huella de las gateras, en forma de arco de circunferencia». 

Las ocho hectáreas a parquizar en ese sector se limitan al predio ubicado entre la avenida Costanera Rafael Obligado, la calle de acceso al predio y la desembocadura del Arroyo Ugarteche, que divide a Costa Salguero de Punta Carrasco. Del otro lado, donde todavía funciona el centro de convenciones con sus seis pabellones y estacionamiento, se encuentran las 7,5 hectáreas en disputa. En diciembre del año pasado, tras la histórica audiencia pública en la que más de dos mil porteños se manifestaron en contra del cemento sobre la costa, el oficialismo logró aprobar la rezonificación del predio, habilitando la construcción de edificios de hasta 24 metros de altura en ese sector. Sin embargo, la Justicia porteña declaró inconstitucional la otra ley que atañe a esos terrenos, la que habilitó al GCBA a enajenarlos, en un fallo que fue ratificado por la Cámara de Apelaciones y que ahora se encuentra en instancias del TSJ.

Consultado por Página 12, Jonatan Baldiviezo, abogado del Observatorio del Derecho a la Ciudad (ODC), la organización que presentó el amparo que derivó en los fallos judiciales, aseguró que «con el Parque Golf el GCBA pretende dar la imagen de recuperación de la costanera cuando en realidad avanza en la consolidación de la privatización de las tierras. También gana tiempo con su marketing verde a la espera de que el TSJ resuelva la constitucionalidad o inconstitucionalidad de la venta». El abogado, fundador del movimiento «La Ciudad somos quienes la habitamos», agregó que el GCBA «considera que para que la costanera tenga vida debe llenarse de torres y explotaciones comerciales. Su proyecto es la expansión del modelo de urbanización de Puerto Madero hacia el norte y hacia el sur para los sectores económicamente más pudientes».

Desde la oposición porteña, que impulsa la Iniciativa Popular que ya fue ingresada a la Legislatura, se manifestaron en forma similar. El legislador del Frente de Todos, Matías Barroetaveña, sostuvo a este diario que «es evidente que la movilización popular y la acción de la Justicia frente a la privatización de la costanera para negocios inmobiliarios han impactado fuertemente en la imagen del jefe de Gobierno, por eso busca lavarse la cara con iniciativas menores de cara a la campaña electoral». El diputado porteño agregó que el Parque del Golf está «pensado desde el marketing«.

Las concesiones originales de Costa Salguero vencieron en abril del año pasado, por lo que la totalidad de las tierras públicas podrían haber vuelto a ser controladas por el Estado de forma inmediata. Sin embargo, con el proceso de privatización frenado por la Justicia, la administración porteña extendió la concesión a la empresa Telemetrix primero hasta junio de este año y luego hasta diciembre. «El GCBA decidió prorrogar la concesión hasta lograr su objetivo de vender parte de este predio. Con el anuncio del Parque del Golf sólo ha decidido avanzar con una porción de todo el predio que debería ya estar en manos públicas, el resto continuará siendo explotado por Telemetrix a precios irrisorios”, señaló en este sentido María Eva Koutsovitis, coordinadora de la Cátedra de Ingeniería Comunitaria de la UBA.



Source link