27/01/2023

Cristina Kirchner contra «el absurdo jurídico a cielo abierto» con los chats entre Robles y D’Alessandro | Del Memorándum con Irán al archivo de la causa por los mensajes



La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner apuntó contra el fallo que archivó la denuncia por los chats que se filtraron a finales de diciembre entre Silvio Robles y Marcelo D’Alessandro. Allí se observaba cómo el principal asesor del presidente de la Corte, Horacio Rosatti, le daba indicaciones al ministro de Justicia y Seguridad de Horacio Rodríguez Larreta.

«La mafia mediática-judicial, la impunidad y el absurdo jurídico a cielo abierto. Es hora de despabilarse y advertir que están conduciendo a las instituciones hacia un callejón sin salida», escribió la expresidenta en su cuenta de Twitter, quien cuestionó la maniobra «para salvar al ladero de Rosatti».

La causa Memorándum y el voto de la jueza Figueroa

CFK recordó que en 2016 se abrió la causa Memorándum con Irán, por la que había sido sobreseída en dos ocasiones, con los votos de los camaristas Hornos y Borinsky. «Lo fundamentaron en ‘una escucha ilegal’, metieron preso a Zannini y le prohibieron a Timerman tratarse de un cáncer en EEUU», rememoró.

En ese momento, votó en disidencia la jueza Ana María Figueroa, quien rechazó que con una escucha ilegal se pretenda reabrir una causa. «Después de la legalización de la escucha, Macri -que era presidente- felicitó públicamente a Hornos y Borinsky y criticó a la otra camarista, Ana María Figueroa, que había votado en minoría contra esa decisión», narró Cristina.

Ramos y Stornelli al rescate de Robles y D’Alessandro

«Ahora en 2023, el Juez Ramos de Comodoro Py en 20 días rechazó la denuncia contra Silvio Robles, que arreglaba fallos de la Corte en chats con D’Alesandro, Mtro. de Seguridad CABA, diciendo que no podía ser imputado de delito porque la denuncia se apoyaba en ‘una escucha ilegal», señaló la vicepresidenta.

Y agregó que el fiscal que intervino para archivar esa denuncia fue Carlos Stornelli, procesado por espionaje ilegal e «impulsor de la ‘Operación Puf’, donde buscó legitimar las escuchas ilegales de la cárcel de Ezeiza para salvarse de su participación en el D`Alessiogate».

En su dictamen, Stornelli citó el voto de Figueroa en la causa Memorándum, aquel que rechazaba abrir una causa a partir de una escucha ilegal. 

«Hoy, a esta altura, hay que hacerse la pregunta del millón: ¿Qué hará ahora la Cámara de Casación con la causa Memorandum con Irán?», cerró CFK.

Qué decían los chats entre Robles y D’Alessandro

En los chats que salieron a la luz en diciembre se ve cómo el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, recibe anticipos y asesoramientos por parte de Silvio Robles, el hombre de extrema confianza del presidente supremo, Horacio Rosatti

Los menajes filtrados entre D’Alessandro y Robles arrancan el 9 de noviembre y se extienden hasta el 1 de diciembre. Tras algunos intercambios, el 15 de noviembre Robles tomó contacto con D’Alessandro y le preguntó si estaba. “Siempre”, contestó el ministro de Larreta. “En 5 te paso letra para que vos lo muevas”, le adelantó. D’Alessandro ni siquiera sabía de qué le hablaba, por lo que Robles le sugirió mirar su WhatsApp. Era un largo texto que perseguía un objetivo: que los senadores de Juntos por el Cambio no participaran en la sesión que estaba convocada para revalidar la lista de senadores que habían sido seleccionados para conformar el Consejo de la Magistratura. 

Tres días después, los mensajes del asesor de Rosatti eran más claros en relación a la controversia sobre el Consejo de la Magistratura. Les sugería ir al fuero contencioso administrativo o a la Corte “considerando que hay que ejecutar la sentencia”. Añadía: “Pero todo depende de quien (puede ser Juez o alguien que sea considerado parte)”. El senador Juez hizo efectivamente una presentación en el fuero contencioso-administrativo, donde solo cosechó rechazos.

El último intercambio que figura en la filtración es del 1 de diciembre. En ese momento, Robles le avisa a D’Alessandro que Horacio Rosatti no iría. No se sabe cuál era la cita, pero evidentemente involucra al presidente del máximo tribunal, que desde que llegó a la cima de la Corte motorizó fallos en contra del gobierno del Frente de Todos.

Los tuits de Cristina Fernández de Kirchner contra «la mafia mediática-judicial»





Source link