29/01/2023

Detienen a tres policías bonaerenses por la muerte de un delivery en 2020 | La investigación determinó que Lito Costilla murió al ser pateada su moto por uno de los agentes



Tres efectivos de la Policía Bonaerense fueron detenidos en las últimas horas en el marco de la causa en la que se investiga el crimen del repartidor Néstor Ramón «Lito» Costilla, quien murió en octubre de 2020 al caer de su moto mientras era perseguido por la policía presuntamente luego de que uno de los agentes le diera una patada, informaron hoy fuentes judiciales.

El hecho ocurrió la noche del 7 de octubre del 2020, cuando Lito Costilla (28) circulaba a bordo de su moto Honda Wave con la que hacía repartos y trabajaba como delivery.

Ayer, a pedido del fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta, quien lleva adelante la instrucción del caso, la justicia de La Plata hizo efectiva la detención de los policías Damián Antonio Aquino, Mauricio Rodríguez Medina y Sergio Ceferino Martínez, quienes se desempeñaban en la Policía Motorizada, aunque actualmente estaban separados de sus funciones.

Según el expediente, el episodio que se les imputa sucedió cuando perseguían a Costilla para identificarlo en un control y uno de los policías le pegó una patada, provocó su caída de la moto y a consecuencia de ello el repartidor murió.

«El último día hábil de diciembre, la Cámara de Apelaciones rechazó una apelación de la defensa de los policías ante un pedido de eximición de prisión. La detención ya estaba ordenada y estaba sujeta a esto que se revolvió e hicieron efectivo el arresto», explicó el abogado de la familia de la víctima, Fernando García López.

Fuentes judiciales informaron que durante la jornada de ayer se allanaron los domicilios de los acusados y no los encontraron, aunque luego ellos mismos «se entregaron en el Juzgado de Garantías».

«Se procedió a su detención y los mismos permanecen alojados en la Jefatura Departamental de La Plata. Hoy serán indagados por la autoridad judicial requirente», agregaron los voceros consultados.

Según la investigación, los policías involucrados circulaban en motos oficiales sin balizas y persiguieron varias cuadras a Costilla, hasta que lo alcanzaron y encerraron en la calle 524, entre 120 y 121. En ese momento, según la investigación, le dieron una patada a la moto del repartidor, quien perdió el control del rodado y terminó impactando contra un poste de madera antes de caer a la cinta asfáltica y sufrir heridas mortales.

La primera versión oficial, suministrada por los policías Aquino, Rodríguez Medina y Martínez, fue que el joven circulaba a alta velocidad y perdió el control de su moto al agarrar un pozo.

Sin embargo, vecinos indicaron posteriormente a familiares de la víctima que, antes del hecho, el joven era perseguido por la Policía, secuencia que fue corroborada mediante el análisis de las cámaras de seguridad y de comercios de la zona.

Los peritajes señalaron luego que «hubo una fuerza externa contundente que hizo separar el cuerpo de su moto» y que Costilla circulaba a «30 kilómetros por hora como máximo», lo que, según se informó, no se condice con el estado del cuerpo y su distancia de la moto. 

En principio, en el caso intervino la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 de La Plata, a cargo de Carlos Vercellone, y fue caratulada como «averiguación de causales de muerte», sin imputados y con los policías siguiendo en sus funciones. Tras el reclamo de familiares y las pruebas incorporadas, se cambió de carátula del expediente a «homicidio doloso» y pasó a la Unidad Funcional de Instrucción 16 de Condomí Alcorta.

Ante este escenario, la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense separó de sus cargos a los tres agentes mencionados, y la subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires se presentó como querellante en la causa.



Source link