29/01/2023

Diez años de prisión a una maestra jardinera de música | Abuso sexual en la infancia en Mar del Plata



La Justicia marplatense condenó a 10 años de prisión a la exdocente de música de los jardines de infantes Gianelli y Fleming, Analía Schwartz, tras hallarla culpable de los delitos de «abuso sexual infantil» y «corrupción de menores», cometidos en 2013. No obstante, la mujer permanecerá en libertad hasta que la sentencia quede firme, indicaron las fuentes.

En el marco del segundo juicio contra Schwartz, el Tribunal Oral N° 2 de Mar del Plata, integrado por los jueces Néstor Conti, Alexis Simaz y Roberto Falcone, la encontró –por unanimidad– culpable de un caso de «abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por ser cometido por una persona encargada de los menores», y nueve casos de «corrupción de menores». En el fallo además resolvieron la absolución de varios casos.

Los magistrados decidieron que la docente continúe en libertad, hasta que se dicte sentencia firme. La mujer, sin embargo, no podrá salir del país ni ausentarse por más de 24 horas de Mar del Plata, sin previa autorización judicial.

«Es parte de lo que esperábamos de la condena. Las familias necesitaban escuchar esto«, dijo la fiscal María Florencia Salas, quien había solicitado la pena de 30 años de prisión para la acusada, al considerar que se encontraban probados 15 hechos de abuso infantil y corrupción de menores.

El abogado César Sivo, representante de algunas familias, sostuvo en diálogo con este diario que «si bien este fallo está lejos de los 30 años que habían solicitado, mitiga un poco tantos años de dolor que sufrieron las víctimas y sus familiares», al tiempo que anticipó que apelarán las absoluciones que resolvió el tribunal.

«La Iglesia siempre la protegió. Incluso quedó probado que cambiaron las estructuras del aula donde se cometían los abusos, con el objetivo de hacer quedar como mentirosos a los niños», cerró el letrado.

«Un fallo con sabor agridulce»

«A nosotros nos quedó un sabor agridulce. La mujer debería haber quedado detenida en la misma sala de audiencia. Por otro lado, debería ser condenada por la totalidad de los casos», contó a Página/12 uno de los padres de las víctimas.

Según el hombre, la docente siempre contó con el amparo de la Iglesia, que la reubicaba en campamentos, comedores infantiles». «Un perverso siempre busca dónde lastimar, sostuvo.

«A diferencia del 2017, hoy al menos podemos mirar a nuestros hijos y decirles que esta vez logramos algo de justicia. Vamos a seguir adelante para que esto no le ocurra a ningún otro niño», cerró el papá damnificado.

El caso

Según explicaron los jueces, entre mayo y septiembre de 2013, Schwartz «promovió actos de corrupción de contenido sexual, prematuros, distorsivos y perversos al menos a 9 alumnos en más de una oportunidad», mientras se desempeñaba como docente de música en el jardín del Instituto San Antonio María Gianelli, ubicado en avenida Fortunato de la Plaza 4949, de la ciudad de Mar del Plata.

«La seño mala me gritaba si no lo hacía», «no quería que te murieras, mami», «yo tenía que cuidar las bombachas de mis amigas» y «si te cuento el secreto, no voy a verte más», son algunas de las frases que las víctimas –que entonces tenían entre 3 y 5 años– les dijeron a sus padres, quienes luego se presentaron ante la Comisaría de la Mujer para denunciar lo sucedido.

En el primer juicio, realizado en 2017, el Tribunal Oral en lo Criminal Nº1 integrado por Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale había decidido absolver a la docente por «inexistencia de indicios físicos probatorios de abusos sexuales» y la «imposibilidad de que los hechos se produjeran y no fueran advertidos».

Informe: Karla Góngora



Source link