27/09/2022

El Banco Mundial informó que no financiará el proyecto de «Calle Verde Castro» | Por el reclamo de los vecinos de Boedo



«El Banco Mundial (BM) nos notificó que se cancela el crédito para la calle Castro«, confirmaron a Página 12 los vecinos y vecinas del barrio de Boedo que habían elevado un reclamo a la entidad internacional para que no financie el proyecto de «Calle Verde Castro» que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) impulsa en ese barrio. En una escueta notificación, y sin brindar mayores detalles, el BM informó que no dará el crédito, aunque indicó que el GCBA se haría cargo de llevar a cabo las obras con sus propios fondos. Desde la agrupación «No destruyan Castro» celebraron la novedad pero indicaron que seguirán reclamando la cancelación definitiva del proyecto contra el que ya juntaron más de 1500 firmas. 

La vía del reclamo al BM vuelve a dar buenas noticias a los vecinos y vecinas que se organizan contra diversos proyectos del GCBA. A fines de agosto, en Saavedra lograron frenar la financiación del canal artificial del Parque Saavedra, y ahora llegó el turno de Boedo. «Estamos contentos, nos notificaron que se cancela el crédito y no van a financiarlo. Así y todo no hubo una respuesta seria sobre los motivos de por qué se cancela. Dicen que igual les parece una propuesta innovadora y que va a financiarlo el propio GCBA«, contó a este diario Soledad Gioia, integrante de «No destruyan Castro». 

El proyecto «Castro verde» se enmarca en el plan de «calles verdes» que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, anunció a principios de este año para sumar césped cerrando carriles vehiculares de diversas calles de la Ciudad. En este caso, implicaría el cierre de tres de los cuatro carriles de Castro entre las cuadras que van desde Avenida San Juan hasta Independencia. «El proyecto no
tiene en cuenta el caudal de vehículos que circulan
por la zona, Castro es la única calle aliviadora de Pompeya desde Avenida La Plata hasta Boedo», dijo Gioia en este sentido, y agregó que «la
calle es altamente transitada y resultaría imposible transitarla diariamente
con césped. Va a ser tierra o barro los días de lluvia. Además hay escuelas y personas
oxígenodependientes que necesitan los lugares de estacionamiento». 

En el reclamo enviado al BM, los vecinos y vecinas adjuntaron más de 1500 firmas de apoyo a su reclamo, oficios ambientales presentados en relación al proyecto e informes de Fiscalía avalados por la Defensoría del Pueblo porteña. En todos ellos, además de las razones del rechazo, se denunciaba falta de documentación y estudios que avalaran el proyecto. «No existió proceso participativo para el consenso y planificación del proyecto y las autoridades encargadas no presentaron ningún estudio ni diagnóstico sobre el lugar, sobre la identidad de la calle Castro y del paisaje de Boedo que tiene características urbanísticas que tienen que ver con su historia», señaló la vecina del barrio, quien añadió que el proyecto «fue presentado sin estudio ambiental, paisajístico ni de tránsito». 

Los vecinos y vecinas consideran que la presentación de todas esas denuncias ante el BM fue lo que llevó a la cancelación del crédito, ya que el GCBA busca resolver rápidamente la obra y no perder tiempo en responder lo que le hubiera sido requerido, como la presentación de informes técnicos ambientales o de tránsito. «Por la envergadura del proyecto se les pediría una cierta cantidad de requisitos y creemos que ellos están con otros tiempos«, señalo Gioa. 

Más allá de esto, los vecinos y vecinas enviaron una respuesta al BM señalando por qué consideran que el proyecto no es innovador. Originalmente, el GCBA había pedido el crédito a la entidad argumentando que la obra contribuiría a paliar inundaciones. Sin embargo, en esa zona del barrio no suelen producirse anegamientos por las lluvias. En este sentido, Gioia indicó que en la respuesta al Banco aclararon que «el proyecto en cuestión no tiene como finalidad fomentar el desarrollo de obras hidráulicas para mitigar inundaciones, que no solo no se producen en el barrio, sino que además la obra no conectaría con un sistema de infraestructura para el riesgo de inundaciones en el resto de la Ciudad». 

Para los vecinos y vecinas, en tanto, la sumatoria de césped no generaría un beneficio ambiental siginificativo y proponen, en cambio, arbolar partes del barrio que al día de hoy cuentan con escasa presencia de sombra. Gioia, que además de integrar la organización es paisajista, impulsa un proyecto alternativo para arbolar las calles que van desde la Plaza Mariano Boedo hasta Avenida La Plata, y desde San Juan a Independencia con canteros de árboles cada diez metros. En ese cuadrado se generaría un pulmón verde contra los 16 árboles que solo sumaría el proyecto de «Castro Verde». La plaza Mariano Boedo, en tanto, está compuesta en un 70 por ciento de cemento y solo el resto tiene césped y árboles, según advierten desde la agrupación. 

En un comunicado, desde «No destruyan Castro» alertaron que seguirán reclamando la cancelación definitiva del proyecto. Además, pidieron respuestas oficiales por parte del Ejecutivo porteño: «El GCBA no volvió a comunicarse con los vecinos desde la ultima reunión en la Comuna N°5 realizada por Sebastián Perdomo –presidente de la comuna– y Felipe Miguel –jefe de Gabinete porteño– el último viernes 15 de Julio previo a las vacaciones de invierno», aseguraron y agregaron que «esperamos que los proyectos financiados cuenten con mayor transparencia y participación ciudadana, dando lugar a verdaderos beneficios para la comunidad».



Source link