14/08/2022

El campo no vende pero quiere más | La Mesa de Enlace hace lobby para ganar con una devaluación



En medio de la volatilidad reinante y un proceso muy fuerte de retención de granos, el campo primario sigue presionando para una devaluación yendo un paso más allá. Dos cámaras que integran la Mesa de Enlace reclamaron que el Gobierno les pague un diferencial para vender los granos que se acerque a los valores del dólar blue, una cotización que se da en cuevas de la City. La referencia es para Confederaciones Rurales y la Sociedad Rural, dos de las patas más conservadores e inclinadas políticamente de la agrupación que también incluye a la Federación Agraria y Coninagro. 

Fue minutos después de que el Presidente Alberto Fernández, en un acto con gobernadores, marcara que el campo está guardando en silobolsas para sacar provecho de la volatilidad. Concretamente, el mandatario refiirió que el Gobierno nacional tiene «el desafío de enfrentar a los que especulan con el dólar y a los que guardan 20 mil millones de dólares en el campo y no los liquidan esperando una mejor rentabilidad». Y agregó que «a los desafíos les voy a poner el pecho y los vamos a superar juntos».

Luego de ese discurso, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, aseguró que la volatilidad cambiaria que se registra en el país genera desconfianza en los productores agropecuarios, que se ven obligados a aplicar un freno y esperar a ver «cómo viene la cosa». «No sabemos qué tipo de cambio tenemos, porque tenemos el dólar de no sé qué, el otro, el otro y el otro. Esto genera una sensación de desconfianza en todos los productores que te obliga, lamentablemente, a decir `freno un poco y veo cómo viene la cosa», blanqueó Pino confirmado la especulación.

En esa misma línea, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), emitió un duro comunicado en el que especula sobre supuestas medidas de cambio diferencial que el Gobierno desmintió. «Algunos trascendidos indican que el gobierno estaría estudiando crear otro tipo de cambio diferencial, esta vez de manera transitoria para las exportaciones de poroto de soja. Los rumores hablan de un incremento de 40 por ciento sobre el tipo de cambio oficial, lo que llevaría el incentivo a liquidar exportaciones de soja a un tipo de cambio de $/USD 190. El tipo de cambio blue esta $/USD 338. No parece un incentivo razonable», precisaron, haciendo presión para un desdoblamiento cambiario al tipo de cambio paralelo. 

Esos supuestos rumores, que en realidad eran presiones del sector para lograr beneficios (ver aparte), hablablan de una especie de desdoblamiento cambiario al estilo de la medida que el Banco Central tomó para los turistas que llegan al país y pueden cambiar sus dólares por pesos al valor dólar MEP, una de las cotizaciones financieras que hay en la plaza. En ese escenario, el campo se monta y pide bastante más, lo que queda plasmada en la posición que por escrito puso otra de las entidades que están al frente de la Comisión de Enlace.

Asimismo, CRA, que es conducida por Jorge Chemes, uno de los dirigentes más ultras de la Mesa de Enlace, se refirió a los dichos de Fernández y dobló la apuesta al apuntar que, ante todo, «esta claro que lo que el país necesita es una política monetaria, fiscal y cambiaria que termine con la inflación -y no que la acelere-, que elimine la brecha cambiaria -y no que permita que siga creciendo hasta 140 por ciento-, y que permita ser al país fiscalmente sólido». En esa línea, citaron datos reflejan que «de acuerdo a un informe del Departamento Económico de CRA, «los productores no retienen soja ni granos, simplemente escalonan ventas a lo largo de los meses para financiar sus propios gastos a lo largo del año. Ya liquidaron toda la cosecha récord de trigo, y casi toda la de maíz. Tampoco tienen 20.000 millones de dólares retenidos. No habría manera, porque no son los ingresos totales de los productores en un año calendario». 

El número de 20 mil millones lo comunicó el Presidente Alberto Fernández en base a datos que recibió de su equipo económico. Además, esa retención fue confirmada en parte por el titular de la cámara de exportadores de cerales CIARA-CEC, Gustavo Idigoras, quien admitió que a precio FOB hay en los silobolsas cerca de 14 mil millones de dólares sin vender. Es vox pópuli que el sector agrario están en un proceso de retención y fragmentación de ventas, que derivó en fuertes presiones devaluatorias cuando los sectores empresarios empezaron a percibir debilidad política en el el frente de Gobierno y descoordinación en los ministerios técnicos encargados de anunciar medidas contra la corrida cambiaria. 



Source link