27/09/2022

El segundo examen y 4000 millones | El FMI aprobó la segunda revisión del acuerdo con Argentina



El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó la segunda revisión del acuerdo de deuda con Argentina que tomó el gobierno de Mauricio Macri, y una vez que el Directorio del organismo le ponga la firma final a ese «examen», el país accederá al desembolso correspondiente de 3900 millones de dólares. De todos modos, como ese trámite puede demorar unos días, Argentina pagará esta semana con reservas del Banco Central (BCRA) los 2622 millones de vencimientos del período (895 millones de los cuales vencen el miércoles, 1.727 millones el jueves). 

La aprobación de la segunda revisión no sòlo es la evaluación positiva de los resultados al 30 de junio pasado (cierre del segundo trimestre) sino que además refleja la evaluación positiva del organismo sobre las políticas aplicadas durante los últimos meses. Ello quedó de manifiesto en las negociaciones que el equipo económico encabezado por el ministro Sergio Massa desplegó durante su última gira por Estados Unidos, donde presentó los números de la economía nacional frente a la cúpula de ese organismo multilateral, del Tesoro norteamericano y de otras entidades internacionales. 

Por medio de un comunicado, el organismo detalló que «el personal técnico del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre la segunda revisión bajo el acuerdo SAF de 30 meses de Argentina. El acuerdo está sujeto a la aprobación del Directorio Ejecutivo del FMI, que se espera se reúna en las próximas semanas. Una vez completada la revisión, Argentina tendría acceso a alrededor de 3.900 millones de dólares (DEG 3.000 millones)”.

Y agregó que “las recientes y decisivas medidas de política destinadas a corregir reveses anteriores (…) están ayudando a restaurar la confianza y fortalecer la estabilidad macroeconómica, incluso mediante la reconstrucción de las reservas internacionales”.

Las reservas y los precios

El comunicado del FMI destacó que la última revisión del acuerdo evaluó el progreso de la primera revisión y la actualizó en el actual marco macroeconómico. Sobre esa base, se analizó “llegar a acuerdos sobre un paquete de políticas sólidas para continuar afianzando la estabilidad macroeconómica y asegurar un crecimiento sostenido e inclusivo” del país.

En este punto, hizo un vaticinio sobre mejoras en las reservas internacionales del Banco Central: “Se prevé que las reservas internacionales netas aumenten en 9.800 millones de dólares durante el transcurso de 2022/23”, destacó. Además, adelantó una “moderación gradual” de la inflación hacia lo que resta de 2022 y todo 2023. “Si bien las presiones inflacionarias siguen siendo fuertes” por el contexto internacional, “se espera una moderación gradual”, lo cual redunda en una “reducción de las incertidumbres”.

Este pronóstico fue dado no sin reconocer un revés. Si bien “la mayoría” de los objetivos a junio de este año se cumplieron, hubo un problema con las reservas internacionales netas “debido a un crecimiento del volumen de importaciones superior al programado y demoras en el apoyo oficial externo”. A esto se le sumó el “período de volatilidad” cambiaria durante el golpe de mercado de junio y julio pasado que, sin embargo, “fue detenido luego de medidas decisivas que corrigieron reveses anteriores y reconstruyeron credibilidad”.

Acuerdo sin cambios y política fiscal

El FMI determinó que objetivos generales del acuerdo con Argentina “permanecerán sin cambios hasta 2023” y que los ejes seguirán siendo el “orden fiscal y la acumulación de reservas”. En este sentido destacó que “el contexto de acciones decididas por parte del nuevo equipo económico, las presiones del mercado se están disipando y la perspectiva de crecimiento permanece sin cambios en 4 por ciento para este año, antes de moderarse a la tasa potencial de 2 por ciento a partir de 2023”.

También hubo elogios a la administración de Sergio Massa: “El contexto de acciones decididas por parte del nuevo equipo económico, las presiones del mercado se están disipando y la perspectiva de crecimiento permanece sin cambios en 4 por ciento para este año, antes de moderarse a la tasa potencial de 2 por ciento a partir de 2023″, explicaron. 

“En el frente de la política fiscal, el programa prevé el cumplimiento de un objetivo de déficit primario del 2,5 por ciento del PIB en 2022 y del 1,9 por ciento del PIB en 2023, como se destaca en el proyecto de presupuesto presentado recientemente” reza el comunicado y destaca que estas mejoras son producto de los siguientes puntos:

  • “Una mejor focalización de los subsidios a la energía, el agua y el transporte”
  • “Una nueva priorización del gasto para asegurar la ejecución de proyectos de inversión críticos y la protección adecuada de los hogares pobres”
  • “Controles de gastos fortalecidos, que a su vez deberían ayudar a contener los atrasos en los gastos”
  • “Esfuerzos para revisar los incentivos fiscales corporativos y fortalecer el cumplimiento de los ingresos”.



Source link