27/01/2023

Fernando Báez Sosa: Un altar donde recibió la brutal golpiza | Villa Gesell



Cientos de personas, muchos de ellos turistas, se reunieron frente al boliche Le Brique, en Villa Gesell, donde hace tres años fue asesinado Fernando Báez Sosa, para homenajear al joven y asistir a una misa ofrecida por el obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre, quien era arzobispo de Villa Gesell cuando ocurrió el crimen.

Entre los presentes hubo muchos turistas y padres con sus hijos jóvenes, quienes desde las 18.30 comenzaron a reunirse sobre la avenida y en ambas veredas, en pleno centro comercial de Villa Gesell. Incluso, algunos siguieron el acto desde las escalinatas del boliche, actualmente cerrado. Más temprano, en algunos balnearios recordaron el tercer aniversario y los veraneantes que se encontraba en la playa aplaudieron.

Desde un altar montado en la avenida 3, a metros de donde Fernando recibió la brutal golpiza, Mestre pidió justicia por Fernando y paz para sus padres, Graciela y Silvino.

En primer lugar, Mestre oró «por el eterno descanso de Fernando, para que el Señor lo tenga en su gloria y dé fortaleza y consuelo a todos sus familiares y amigos, especialmente a sus papás Graciela y Silvino». 

Luego, destacó el pedido de justicia «ante un crimen tan dramático», que es «necesaria para sanar, al menos en parte, el daño provocado y honrar la memoria de quién ha sido brutalmente asesinado».

En tercer lugar, monseñor Mestre aseguró que los hombres y mujeres son «desafiados a romper con el espiral de violencia que se vive en muchos niveles de nuestra sociedad» y destacó: «¡Si a la paz, no a la violencia!».

«Que, en medio del dolor por el brutal asesinato de Fernando, buscando erradicar todo tipo de violencia, podamos decir cada día en nuestras familias y comunidades: «La justicia y la paz se abrazará», finalizó el religioso.



Source link