05/07/2022

Impuestos a los ricos del mundo | Una propuesta de Oxfam para reducir la desigualdad



La organización internacional Oxfam se manifestó a favor de la implementación de impuestos de emergencia y también permanentes a los ricos. Esos fondos permitirían financiar el apoyo a las personas que enfrentan la aceleración inflacionaria global a raíz del aumento de los costos de la energía y los alimentos. La entidad puso como ejemplo el tributo a las Grandes Fortunas aplicado en la Argentina.

«Argentina adoptó el año pasado un impuesto a la riqueza único para los más ricos como parte de su campaña Covid-19, y ahora está considerando introducir un impuesto extraordinario sobre las ganancias del sector energético, así como una contribución única del 20 por ciento sobre activos extraterritoriales no declarados para financiar directamente préstamos del FMI», destacó el informe.

El reporte presentado de Oxfam se denomina «Beneficiándose del Dolor» y se presentó en el marco de la cumbre del Foro de Davos, que reúne a cerca de 2500 ejecutivos de empresas y líderes mundiales en la ciudad suiza. El encuentro VIP se realizó por primera vez desde la irrupción de la pandemia en 2020.

Impuesto a los ricos

El texto de Oxfam plantea que existe una «necesidad urgente» de agregar tres tipos de impuestos a los ricos. En primer lugar, pide introducir impuestos solidarios únicos sobre las ganancias inesperadas de la pandemia de los multimillonarios para financiar el apoyo a las personas que enfrentan costos crecientes de alimentos y energía y para financiar la recuperación económica de la pandemia. Según el informe, «los súper ricos han escondido casi 8 mil millones de dólares en paraísos fiscales”.

El gobierno argentino presentó hace casi un mes atrás su idea de captar a través de un impuesto las ganancias inesperadas derivadas de la suba de los commodities a causa de la guerra, aunque todavía no dio pasos en concreto para llevar adelante la iniciativa. 

En segundo lugar, Oxfam propone «un impuesto temporal del 90 por ciento a los beneficios excesivos y extraordinarios de las grandes corporaciones que permitan capturar los beneficios inesperados en todas las industrias y sectores». Oxfam estima que un impuesto de tales características aplicado a 32 corporaciones hubiera generado una recaudación adicional de 104 mil millones de dólares tan solo en 2020.

Por último, la organización pide introducir impuestos permanentes sobre la riqueza para controlar la riqueza extrema y el poder de monopolio, así como las emisiones de carbono descomunales de los súper ricos. «Un impuesto anual sobre el patrimonio para los millonarios que comience en solo el 2 por ciento y del 5 por ciento para los multimillonarios podría generar 2,52 trillones de dólares al año, suficiente para sacar a 2.300 millones de personas de la pobreza, fabricar vacunas para el mundo y brindar atención médica universal y protección social para todos los que viven en países de ingresos bajos», consideró Oxfam.

Desigualdad

Según los datos de Oxfam, la cantidad de milmillonarios en el mundo creció en 573 personas en 2020, con lo cual ese selecto grupo llegó a 2668. En total, poseen 12,7 billones de dólares, un aumento de 3,78 billones de dólares en relación a antes de la pandemia. Asimismo, por cada nuevo multimillonario creado durante la pandemia, casi un millón de personas podrían verse empujadas a la pobreza extrema en 2022.

La organización también advierte que «los 10 hombres más ricos del mundo poseen más riqueza que los 3100 millones de personas que componen el 40 por ciento más pobre de la humanidad» y que «la riqueza de los 20 milmillonarios más ricos supera el PIB de todos los países de África subsahariana juntos».

«Una trabajadora o trabajador que se encuentre en el 50 por ciento más pobre del mundo tendría que trabajar 112 años para obtener los mismos ingresos que lo que una persona del 1 por ciento más rico consigue en un solo año», calcula.



Source link