16/08/2022

Iniciaron excavaciones en una comisaría en busca de un hombre desaparecido   | Violencia institucional en Dos de Mayo, provincia de Misiones



La Justicia Federal de Misiones ordenó el inicio de excavaciones en el predio de una comisaría de la localidad misionera de Dos de Mayo, en el marco de la causa por la desaparición de Mario Fabián Golemba, un joven agricultor que permanece desaparecido desde hace más de 14 años, en lo que se investiga como un caso de «violencia institucional», informaron fuentes judiciales.

El procedimiento fue realizado por personal de Gendarmería y de otras dependencias federales por orden del juzgado federal de Posadas en la comisaría de Dos de Mayo, donde se presume que Golemba estuvo detenido según la declaración de testigos de identidad reservada.

Golemba, quien hoy tendría 41 años, fue visto por última vez el 27 de marzo de 2008, tras asistir a un turno con una nutricionista en la ciudad misionera de Oberá.

Los testigos que declararon ante el Juzgado de Instrucción 1 de Oberá, el primero que tuvo a su cargo la investigación, dijeron que en la seccional policial de esa localidad el hombre fue golpeado y torturado hasta su muerte.

En junio de 2021, la causa pasó a la justicia federal de Posadas, que comenzó una investigación por «desaparición forzada de persona».

Según el juzgado y la fiscalía, hay varios elementos para suponer que podría estar el cuerpo en esa zona y Gendarmería Nacional trabaja en el lugar con una retroexcavadora.

La jueza federal María Verónica Skanata ordenó una serie de allanamientos en Dos de Mayo y Oberá, que incluye las excavaciones en la comisaría.

La responsable de la Fiscalía Federal N°2 de Posadas, Silvina Gutiérrez, participa de los procedimientos junto a distintas fuerzas de seguridad, la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) y la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas (Dovic) del Ministerio Público Fiscal de la Nación. También acompañan en las diligencias, familiares de Golemba junto a su representación jurídica.

En los procedimientos, intervienen personal de la Gendarmería Nacional (GNA), de la Policía Federal Argentina (PFA), de la Prefectura Naval Argentina (PNA) y del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (Sifebu) del Ministerio de Seguridad de la Nación. También participan especialistas del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Al momento de su desaparición, Golemba tenía la tez blanca, medía 1,80 metros y era de contextura delgada, era un chico tímido, tenía un círculo estrecho de amigos, y trabajaba con su padre en una chacra de Dos de Mayo, 200 kilómetros al noreste de Posadas, y también en la despensa de la Cooperativa Yerbatera de esa localidad.

El 25 de abril pasado, el Ministerio de Seguridad de la Nación y a pedido de la fiscalía, incluyó a Golemba en el Programa BuscAR, y ofreció una recompensa de 1,5 millones de pesos para quienes aporten datos que permitan ubicarlo.



Source link