29/01/2023

Juicio por el crimen de Báez Sosa: 10 momentos clave y la estrategia de los acusados | Cómo se llegó a la tercera semana de indagatorias



El juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa comenzó el pasado 2 de enero y se espera que, para fin de mes, se conozcan las sentencias contra los ocho rugbiers acusados por el asesinato.

Máximo Pablo Thomsen; Ciro Pertossi; Enzo Comelli; Matías Franco Benicelli; Blas Cinalli; Ayrton Michael Viollaz; Lucas Fidel Pertossi y Luciano Pertossi están imputados por “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas” y también por “lesiones leves”.

1. El inicio del juicio y el pedido de nulidad

Durante la primera jornada del debate oral, la defensa solicitó la nulidad del juicio bajo el argumento de que «no se había respetado el debido proceso durante la instrucción de la causa y la posterior calificación», pedidos que fueron rechazados por el tribunal.

En tanto, la Fiscalía, a cargo de Juan Manuel Dávila y Gustavo García, adelantó en la misma jornada que pedirán la pena de prisión perpetua para los ocho acusados. Según explicaron, “se va a acreditar que se pusieron de acuerdo para dar muerte y que a Báez Sosa lo atacaron por sorpresa aprovechando que estaba de espaldas”.

2. El silencio de los rugbiers y los primeros testigos

Tras el pedido de nulidad, la segunda jornada de audiencias estuvo marcada por las primeras declaraciones de testigos presenciales citados a declarar.

Allí, uno de los amigos de la víctima detalló que los rugbiers imputados le dieron a Fernando «primeramente piñas», y luego de que cayó al piso lo siguieron golpeando con «patadas en el pecho y en la cabeza».

«Había cuatro o cinco personas pegándole. Fue un instante que vino gente gritando y le pegaron, y se cae el piso. No hubo acto de defensa, fueron piñas. Eran seis, siete. Había tres o cuatro pegándole a Ferni, y un par evitando que nos acerquemos nosotros«, aseguró Lucas Filardi.

3. La declaración del jefe de seguridad de Le Brique

Al día siguiente de la declaración de FIlardi se citó ante el Tribunal a Alejandro «Chiqui» Muñoz, jefe de seguridad del boliche «Le Brique».

Muñoz aseguró que los acusados actuaron con «saña» y que uno de ellos, quien llevaba un rodete en el cabello, pateó «en la cabeza» a la víctima y «ahí no se levantó nunca más», pese a lo que otros agresores «le siguieron pegando».

4. Cuarta jornada, sin barbijos

La cuarta jornada del juicio empezó con un cambio por parte de los acusados, que se mostraron por primera vez sin barbijo en la sala de audiencias.

Durante esta jornada brindó su testimonio una joven que confirmó haber escuchado cuando uno de los agresores decía «me lo voy a llevar de trofeo», en referencia a Fernando Báez Sosa.

En la audiencia declaró Tatiana Caro, una joven que presenció el ataque mientras se encontraba en el bar «Beerland», ubicado junto a «Le Brique», y dijo que Fernando «estaba parado y le pegaron de atrás», y que recibió «un golpe en la cabeza».

5. La declaración de Antonelli y un intento fallido de la defensa

Pasado el mediodía, también durante la cuarta jornada de audiencias, se acercó al estrado a declarar Virginia Pérez Antonelli, una joven que asistió con maniobras de reanimación cardiopulmonar a Fernando cuando salió a la calle y vio la pelea.

Su declaración fue esperada por la defensa, que aprovechó la situación para hacer una serie de preguntas. En este contexto, la testigo aclaró que no es enfermera, pero que había realizado cursos sobre ese tipo de maniobras en la Cruz Roja, y que guió en las maniobras a un grupo de policías que intervinieron tras el ataque.

Ya sobre el final de la declaración, el abogado de los rugbiers, Hugo Tomei, le preguntó nuevamente por la idoneidad de las maniobras de reanimación, a lo que Antonelli respondió: «Es mejor tener a una persona con la costilla rota y viva, que una persona muerta».

6. Con el foco en la huida de los rugbiers de la escena

Ya en la quinta jornada de audiencias se avanzó sobre la actitud de los acusados después de haber asesinado a Fernando Báez Sosa y, sobre todo, en si realmente tenían consciencia de lo que había ocurrido.

En este contexto, fue clave la declaración de Andrea Ranno, recepcionista del hotel «Inti Huasi», situado en la misma cuadra de «Le Brique».

Ranno detalló que vio pasar a al menos ocho rugbiers «muy exaltados, muy contentos, contentísimos y felices» y que escuchó a uno de ellos decir: «Le rompí toda la jeta, viste… le llené toda la jeta de sangre».

«Todos se sentían partícipes de ese festejo«, aseguró Ranno, quien puntualizó que al primero que vio pasar «muy nervioso» fue a Thomsen, seguido atrás por sus amigos.

7. La séptima audiencia: la jornada de los mensajes

La séptima jornada del juicio tuvo como protagonistas los mensajes que se enviaron entre sí y a otros amigos los ocho rugbiers acusados por el crimen de Báez Sosa. Al igual que el día anterior, la Fiscalía intentó demostrar que los imputados eran conscientes del delito que habían cometido.

Por eso, se puso el foco sobre todo en un mensaje que envió Lucas Pertossi a las 4.55 de ese 18 de enero del 2020: «Estoy acá cerca donde está el pibe y están todos ahí a los gritos, está la policía, llamaron a la ambulancia… caducó«.

Además, surgió un mensaje que dio cuenta del instantáneo pacto de silencio que hicieron los acusados, ya que uno de los textos decía: «Chicos, no se cuenta nada de esto, a nadie.»

8. La primera declaración de uno de los rugbiers

Después de ocho días de absoluto silencio por parte de los rugbiers acusados del asesinato de Báez Sosa, y mientas los peritos analizaban los videos incorporados a la causa, Luciano Pertossi le pidió a su abogado declarar.

Sus palabras fueron escuetas. “Quiero aclarar algo, ¿lo hago? Yo no estaba ahí”, aseguró el acusado. De este modo, se convirtió en el primero de los ocho imputados en hablar en todo el proceso.

De todos modos, cuando los fiscales le preguntaron, si él no era el del video, dónde estaba, se negó a responder.

9. La declaración de los rugbiers sobreseídos

La audiencia número 11 estuvo marcada por la declaración de los dos rugbires sobreseídos Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi.

Guarino sostuvo: «Vi a Thomsen (Máximo) y a un chico tirado en el piso, que al otro día me enteré quién era. Cuando vi eso no lo pude creer, me enojó muchísimo y me fui para el lado de la casa».

Además, dijo que no recuerda haber visto golpes y tampoco nombró a ninguno de los otros imputados en el momento del ataque.

Finalmente, pese a que se esperaba contar con su palabra, Alejo Milanesi se retiró pasado el mediodía, tras la declaración de Guarino, y la querella informó que desistía de ese testimonio.

10. Las dos últimas declaraciones de los rugbiers

Finalmente, en estos dos últimos días, fueron dos los rugbiers que declararon ante el Tribunal: Máximo Thomsen lo hizo este lunes, mientras que Ciro Pertossi este martes 17 de enero.

Thomsen se quebró al escuchar el relato de la madre y señaló: «Quiero pedir disculpas. Jamás se me hubiera ocurrido matar a alguien. Me lastima saber que estuve en ese lugar esa noche. Jamás en la vida hubiera tenido es intención”.

Ciro Pertossi, en tanto, se refirió al audio de WhatsApp en el que se lo escucha decir a sus amigos que «no se cuenta nada de esto a nadie».

«Quería aclarar que en el audio que dice ‘de esto no se entera nadie’ yo estaba viendo en el teléfono lo que hablaban los chicos y uno dijo que ya había gente en Zárate que se enteró. Lo que digo es que no quería que se entere nadie porque no quería que mis padres sepan que nos habíamos peleado«, dijo el acusado. 



Source link