16/08/2022

La inflación aún no da respiro | En la primera semana de agosto trepó 2,1 por ciento



La presunta calma que supuso el cambio de gabinete y el anuncio de las nuevas medidas no se ve reflejada en las góndolas de los supermercados. El relevamiento semanal de alimentos y bebidas que realiza la  consultora  LCG resultó en un aumento de 2,1 por ciento la primera semana de agosto, apenas por debajo de la primera de julio (de 2,5 por ciento), la peor semana de un mes particularmente turbulento tanto en materia política como económica, que impactó directamente en los precios.

Los datos que releva semanalmente vía web la consultora LCG muestran una aceleración de poco más de un punto en los 8.000 precios de los alimentos y bebidas esta última semana. Con este dato, la inflación promedio mensual se acelera por cuarta semana consecutiva alcanzando el 6,8 por ciento. Las subas de esta semana fueron explicadas sobre todo por el aumento de 5,3 por ciento en panificados, cereales y pastas. 

El dato toma particular relevancia en un momento en que las aceleraciones de los precios de alimentos volvieron a tomar protagonismo. En julio el relevamiento de LCG resultó en un aumento de 6,5 por ciento mensual. Ese mismo indicador era un punto menos para junio, de 5,5 por ciento, lo cual indica una aceleración de los precios de alimentos y bebidas vía web. Por su parte, el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) que mide el precio de 57 productos de la canasta básica en comercios de cercanía del conurbano, complementa el análisis con un número que preocupa: 11 por ciento de aumento en los productos que consumen los que menos tienen.

Por producto

Tal como viene pasando desde que estalló la guerra entre Rusia y Ucrania, uno de los rubros que lidera la inflación mensual es el de panificados y lácteos. Si se analiza el acumulado de las últimas cuatro semanas, el aumento promedio fue de 10,9 por ciento, cuatro puntos por encima del promedio general.

Los otros rubros por encima del promedio fueron las verduras (+10,8 por ciento); productos lácteos y huevos (+8,6 por ciento); condimentos (+8,5 por ciento), azúcar (+8 por ciento) y bebidas (+7,6 por ciento). Por debajo del promedio de aumento mensual de 6,8 por ciento quedaron los aceites (+5,3 por ciento), las comidas listas para llevar (+5,2 por ciento), las frutas (4,7 por ciento) y las carnes que mostraron una baja de precios de 3,2 por ciento.

En la semana, los mayores aumentos se dieron en los productos de panificación, cereales y pastas con un 5,3 por ciento, tres puntos encima del promedio semanal de 2,1 por ciento. También aumentó por encima del promedio el rubro azúcar, miel y cacao (+4,1 por ciento), señalado particularmente por almaceneros por sus excesivos aumentos de precios. En diálogo con PáginaI12 Fernando Savore, el almacenero que preside la Federación de almaceneros de la provincia de Buenos Aires (FABA), informaba que el azúcar aumentó de 107 a 199 pesos la bolsa en el mes: «Este aumento va a tener incidencia en el precio de las galletitas, por ejemplo, porque el azúcar es una de sus materias primas principales», complementaba. A diferencia de otras semanas, ningún rubro exhibió bajas de precios.

Más cambios

La noticia que atravesó la agenda económica estas semanas fue el cambio de Ministro de Economía y, con él, el cambio de nombres en un área clave para combatir la inflación, que es la Secretaría de Comercio. Con Segio Massa al frente del ministerio, pasó a tener la responsabilidad de la cartera de Comercio el economista Matías Tombolini. 

Tombolini usará a su favor el cambio en el organigrama que diseñó Sergio Massa y que le suma el control del comercio exterior. De esta manera, y tal como era en 2014, cuenta con el poder de autorizar las importaciones de los productos que se encuentran bajo licencias no automáticas a las mismas empresas que participan de Precios Cuidados. «Vamos a estudiar la cadena de valor y cuánto están pagando. La función de la Secretaría es ver como completa la cadena de valor y cuál es el precio razonable. Te doy dólares, dame precios. Y te doy Precios Cuidados», sentenció en declaraciones radiales.

A  partir de la semana que viene Tombolini comenzará a entablar reuniones con los «principales actores de la cadena de formación de precios», en vistas de un relanzamiento del programa Precios Cuidados dentro de los próximos «45 a 60 días», aseguró el secretario de Comercio. En referencia al aumento del precio de los alimentos derivados del trigo, Tombolini indicó que la Secretaría tiene la «voluntad de volver a sentarse» para «tratar de ver cómo se puede fondear» al Fondo Anticíclico Agroalimentario, un fideicomiso por 25 millones de dóalres para compensar las ventas de harina y fideos secos en las góndolas, que, debido al incremento del valor del trigo, se ha agotado antes de la fecha original de fin de año.



Source link