27/09/2022

Murió Wolfgang Petersen, el director de «El barco» y «La historia sin fin» | El cineasta alemán tenía 81 años



El cineasta alemán Wolfgang Petersen falleció a los 81 años. El deceso del realizador de La historia sin fin se produjo el viernes en Brentwood, California, pero se dio a conocer en las últimas horas. Sufría cáncer de páncreas y falleció acompañado de su esposa Marie Antoinette, con quien estuvo casado 50 años.

Petersen había nacido en la ciudad alemana de Emden el 14 de marzo de 1941, en plena Segunda Guerra Mundial. Debutó como director en 1974 con el thriller Uno o el otro de nosotros, al que en 1977 siguió La consecuencia.

En 1981 llegó la película que lo consagró: El barco. Se trató de una epopeya de más de tres horas de duración, en la que contó la guerra desde el punto de vista de un capitán de submarino alemán y su tripulación. El film le valió la nominación al Oscar como mejor director.

El éxito de El barco le abrió las puertas de Hollywood. Así, en 1984 dirigió una película basada en una novela de un compatriota, Michael Ende: el relato infantil de aventuras La historia sin fin. Fue otro éxito, que se convirtió en un clásico del cine de los 80, apoyado en sus efectos especiales y en la banda sonora de Klaus Doldinger (responsable de la música de El barco) Giorgio Moroder.

Un año después, Petersen fracasó en la taquilla con Enemigo mío, el relato de ciencia ficción que protagonizaron Dennis Quaid y Louis Gossett Jr. Así, sobrevino un silencio de seis años hasta el estreno de Shattered en 1991, que tampoco funcionó a nivel de público.

Sin embargo, se resarció en 1993 con En la línea de fuego, en la que contó con Clint Eastwood, en uno de los últimos roles del actor a las órdenes de otro director. El film, en el que un veterano guardaespaldas presidencial debe evitar un magnicidio, fue un éxito.

En 1995 fue el turno de Outbreak, con Dustin Hoffman, una película que se volvió actual en 2000 con la pandemia de coronavirus. El film plantea la propagación de un virus mortal a partir del contagio de humanos a través de un mono.

Después, en 1997, fue el turno de Avión presidencial, en el que Harrison Ford es el presidente de Estados Unidos que debe afrontar el secuestro del Air Force One en vuelo. En 2000 llegó a los cines Una tormenta perfecta, con George Clooney.

Cuatro años más tarde, dirigió a Brad Pitt en Troya, su recreación de la guerra de Troya, con el astro en la piel de Aquiles. En 2006, se estrenó Poseidón, su remake de uno de los film emblemáticos del cine catástrofe de los 70. Su despedida como director fue con una comedia filmada en Alemania, en 2016, Cuatro contra el banco



Source link