31/01/2023

Policía de Irlanda del Norte bajo la lupa por abusos | Nueve agentes despedidos y se investigan más casos



El Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI, por sus siglas en inglés) informó este jueves que despidió a nueve oficiales por comportamiento sexual inadecuado durante el año pasado y que actualmente hay 74 casos en investigación con 32 agentes suspendidos por sospecha de haber cometido actos similares, en declaraciones a BBC News.

Las medidas fueron tomadas luego del asesinato de Sarah Everard en 2021 a manos de Wayne Couzens, un oficial de policía que no estaba en servicio, un caso que conmocionó a Londres, al que esta semana se sumó la confesión del oficial de la Policía Metropolitana David Carrick, de 48 años, quien se declaró culpable de docenas de violaciones y delitos sexuales durante casi dos décadas.

Los ataques de Carrick tuvieron lugar entre 2003 y 2020, principalmente en Hertfordshire , donde vivía.

El caso de Everard ocurrió el 3 de marzo de 2021 cuando la joven de 33 años fue secuestrada por Couzens, quien la detuvo tras identificarse como oficial, mientras caminaba hacia el área de Brixton Hill desde la casa de un amigo cerca de Clapham Common. Couzens la esposó y llevó en automóvil cerca de Dover, al sur de Inglaterra, donde la violó y estranguló.

El PSNI aseguró este jueves que adoptaría un enfoque más estricto hacia los temas disciplinarios para garantizar la confianza de la policía.

La superintendente Claire McGuigan, de la división de estándares profesionales del PSNI, resaltó que el jefe de policía había dado un claro mensaje: «Prevenir y combatir la violencia contra mujeres y niñas tanto dentro como fuera de la fuerza».

Las medidas que viene adoptando la Policía de Irlanda del Norte en ese sentido incluyen entrenamiento especializado para los oficiales, capacitación para detectar comportamientos inapropiados y estándares profesionales más altos.

También planteó la idea de que las audiencias de mala conducta policial sean públicas para garantizar que los oficiales cumplan con la ley y traten a la población con respeto.

Existe preocupación sobre la cantidad de oficiales que se enfrentan a acusaciones de abuso doméstico y sexual y cómo se viene lidiando con el problema.

Marie Brown, directora de Foyle’s Women’s Aid, expresó ante BBC News su desilusión porque «ahora solo se hable de tomarlo en serio. Siempre debería haber sido así».

«Ahora entendemos el daño que el abuso sexual y los delitos sexuales pueden causar a las víctimas. Me pregunto simplemente qué ha pasado con el gobierno para que esto continúe por tanto tiempo», agregó.

En ese sentido, Brown instó a buscar una revisión exhaustiva del comportamiento de la policía de Irlanda del Norte, señaló que hay una cultura de misoginia que debe abordarse y pidió una investigación a fondo de la forma en que el PSNI maneja las denuncias de abuso doméstico y sexual, desde la contratación de nuevos miembros de la fuerza hasta la evaluación continua de los oficiales durante toda su carrera.

La Policía Metropolitana también está siendo investigada por un incidente en el que cuatro agentes llevaron a cabo un registro sin ropa a una niña de 15 años. La madre de la niña presentó una denuncia el 11 de diciembre de 2020 tras el arresto de su hija en la estación de policía de Walworth, Kennington.



Source link