27/09/2022

Presupuesto 2023: La negociación en Diputados terminó con el primer round aprobado | Cronograma acordado con la oposición



La negociación en torno al Presupuesto 2023 tuvo un buen primer round. Con el fantasma del rechazo del Presupuesto del año pasado todavía bien presente en la memoria, la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, se reunió con les jefes de bloque de la oposición con el objetivo de establecer un emprolijado cronograma de trabajo para el tratamiento del plan de cuentas nacionales. El debate comenzará el miércoles próximo, cuando Sergio Massa haga la presentación oficial del proyecto, y se espera que para fines de octubre el Presupuesto ya pueda ser tratado en el recinto. «Fue una muy buena reunión«, coincidieron, satisfechos, desde varios sectores de la oposición, muchos de los cuales fueron responsables de la caída del Presupuesto el año pasado. Juntos por el Cambio, mientras tanto, pone pegas y pide no darle un «tratamiento exprés», aunque, por lo bajo, concede: «No es invotable, en principio». 

Pasadas las 16 horas, les principales referentes del oficialismo y la oposición se reunieron en el Salón Delia Parodi con el objetivo de establecer la agenda de trabajo para el tratamiento del Presupuesto 2023. Convocada por Cecilia Moreau –quien está abocada a evitar repetir el fracaso del año pasado que dejó al gobierno nacional sin presupuesto–, participaron de la reunión los jefes de bloque Germán Martínez (Frente de Todos), Mario Negri (UCR), Alejandro «Topo» Rodríguez (Identidad bonaerense), Rodrigo De Loredo (Evolución), Romina del Plá (PO), José Luis Espert (Avanza Libertad), Ignacio García Aresca (Córdoba Federal), entre otros. El único que pegó el faltazo fue Javier Milei. También hubo autoridades de la cámara –como Omar De Marchi (PRO) y Silvia Lospennato (PRO)– y algunes integrantes de la comisión de Presupuesto –como Carlos Heller, Itai Hagman y Marcelo Casaretto– que comenzará a tratar la «ley de leyes» la semana que viene.

En un clima «cordial» –destacado así por varios opositores que participaron del encuentro–, el oficialismo estableció un cronograma de trabajo que comenzará oficialmente el próximo miércoles 28 con la visita de Massa. Lo acompañarán también otros funcionarios, como Raúl Rigo (Hacienda), Eduardo Setti (Finanzas), José de Mendiguren (Producción), Juan José Bahillo (Agricultura) y Flavia Royón (Energía). También habrá, luego, exposiciones de los ministros Claudio Moroni (Trabajo), Alexis Guerrera (Transporte) y Gabriel Katopodis (Obras Públicas), así como de Carlos Castagneto (AFIP), Guillermo Michel (Aduana) y Fernanda Raverta (Anses). A pedido de JxC, se espera que también participe Miguel Pesce (BCRA). Las reuniones se irán desarrollando a lo largo de un mes en el ámbito de la comisión de Presupuesto, con el objetivo de poder dictaminar el proyecto en un mes y llevarlo al recinto el 26 de octubre

«Fue un muy buen primer encuentro, mucho mejor que el año pasado cuando Martín Guzmán decidió venir recién a mitad de diciembre«, destacó un diputado opositor, a la salida de la reunión. Entre les diputades de la oposición predominaba cierta satisfacción en la forma que el debate había comenzado, aunque varios se apresuraron a plantear los primeros cuestionamientos. «Le vamos a preguntar a Massa por la inflación y queremos saber si la Argentina va a tener un plan de estabilización, porque no parece estar en este Presupuesto. Queremos que venga el presidente del BCRA porque emite, porque un día da medidas como dólar soja y al otro día pone restricciones y nos deja a todos los argentinos con demasiada incertidumbre», sostuvo Juan Manuel López, presidente del bloque de la Coalición Cívica, que también se refirió a lo que será uno de los focos de conflicto con JxC: la inclusión de un blanqueo de divisas no declaradas para su uso en operaciones inmobiliarias. «Algunos diputados no somos muy propensos a votar blanqueos, pero esto lo vamos a discutir en JxC», aseguró López.

En el texto del Presupuesto 2023, las proyecciones económicas elaboradas por Massa estiman una inflación del 60 por ciento, un crecimiento del PBI del 2 por ciento, un déficit fiscal equivalente a 1,9 puntos del PBI y un dólar a 269 pesos para final del año. «Son cifras razonables para empezar a discutir», analizó un diputado que integra uno de los bloques del medio y que, el año pasado, votó en contra del Presupuesto. En el oficialismo se muestran optimistas: mirando el resultado de la última sesión, consideran que podrán repetir los 129 votos que consiguieron para aprobar la prórroga de seis impuestos nacionales claves para la recaudación. «Si nosotros trabajamos vamos a poder repetir esa sanción independientemente de la postura que termine adoptando JxC», precisó una espada legislativa del FdT que encabezará las negociaciones. Para repetir ese número, el oficialismo necesitaría contar con les 117 diputades propios, les 5 de Provincias Unidas, les 8 del interbloque Federal y algunos de los monobloques provinciales. 

Juntos por el Cambio, mientras tanto, se mueve con cautela y esperará a que sus equipos técnicos analicen el detalle de las más de 4 mil páginas del texto del Presupuesto. Ya hubo una reunión de las cuatro fundaciones que componen la coalición –Alem, Encuentro, Hannah Arendt y Pensar–, pero fue antes de la presentación oficial del proyecto, por lo que se espera que se vuelvan a juntar en la semana. Más allá de algunas críticas puntuales –como al blanqueo o a que no haya un «plan de estabilización serio»–, no se muestran tan reactivos como el año pasado. «El Presupuesto es razonable, no es invotable en principio. Las pautas principales no parecen tan dibujadas», aseguró a este diario un halcón PRO que, por lo general, suele encabezar las posturas más duras de la coalición opositora.



Source link