16/08/2022

Villa Devoto: el GCBA licita la remodelación del Palacio Ceci  | La comunidad educativa denuncia que no habrá lugar para la escuela de sordos Ayrolo



A través del llamado a licitación para la remodelación del edificio, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) comenzó a oficializar su proyecto para el Palacio Ceci del barrio de Villa Devoto, en el que hasta el año pasado funcionaba la Escuela de Sordos Bartolome Ayrolo. «No hay ningún espacio para la escuela y en el patio van a hacer una cafetería», advirtieron a Página 12 desde la comunidad educativa del colegio que desde inicios de este año denunció que el GCBA buscaba quitarles el edificio que pertenece a la comunidad sorda desde hace más de 80 años. Aunque todavía no se formalizó el uso específico que tendrá el lugar, en los planos de la licitación aparecen decks gastronómicos, un café y un bar, salas de reuniones y de exposiciones.

La licitación para la «Puesta en Valor y Readecuación Tecnológica
Palacio Ceci
» quedó abierta esta semana con la publicación en el Boletín Oficial de una circular de la Dirección General de Ingeniería y Arquitectura. Ya a principios de este año el GCBA había transferido el control del Palacio desde el Ministerio de Educación al de Desarrollo Económico y la apertura de la licitación con sus respectivos planos comienza a confirmar lo que la comunidad educativa venía advirtiendo desde entonces: «No aparece ningún espacio destinado a la escuela, lo único que quedaría es el patio de juegos y más chico de lo que está. Incluso en el jardín, que tiene árboles añosos y es autóctono, van a instalar una cafetería«, alertaron a este diario integrantes de la comunidad educativa de la escuela.

La licitación abierta tiene un presupuesto de 277.696.812 pesos y fecha de cierre al próximo 10 de agosto. Según se lee en los pliegos de la propuesta, la obra que duraría diez meses se centrará en «la restauración de la envolvente exterior, fachadas y cubiertas, de sus recintos interiores y la adecuación tecnológica». En los planos se puede ver, sin embargo, que en el jardín del Palacio se construirá un café y bar con espacio interior y exterior. Ese espacio incluye decks gastronómicos y salida exclusiva a la calle Habana. Adentro aparecen, entre otras cosas, un guardarropas, salas de exposiciones y de reuniones y un local en la cúpula. 

«No tuvimos ninguna comunicación oficial sobre esto, nos enteramos por estar atentos al Boletín. Antes tuvimos una sola reunión con Desarrollo Económico en la que nos dijeron que el Ejecutivo ya tomó una decisión y que el palacio no va a volver a la escuela ni va a ser exclusivo de la comunidad. En teoría va a ser un espacio compartido con el Ministerio de Cultura, con la Comuna 11 y la escuela podría tener participación pero en los planos no aparece ningún espacio», sostienen desde la comunidad que se organiza en la Comisión por la Restitución del Palacio Ceci.

En febrero de este año, sin información oficial, alumnos y docentes se enteraron de los primeros planes del GCBA a través de una publicación que el Ministerio de Cultura de la Provincia de Mendoza hizo en su cuenta de Twitter. «La ministra Nora Vicario visitó el Palacio Ceci, futura Casa del Vino en el Distrito del Vino en CABA. Un espacio y vidriera para mostrar las bodegas y experiencias ecoturísticas», publicó la cuenta del Ministerio. Aunque en la reunión posterior el oficialismo desmintió que el Palacio fuera a ser utilizado como Casa del Vino, desde la comunidad educativa advierten que el edificio «siempre fue el objetivo principal para el Distrito del Vino, no pueden decir que no estaba destinado para eso desde el origen».

El Distrito, aprobado por el oficialismo en la Legislatura en septiembre de 2021, ocupa los barrios de Devoto, Villa del Parque y una pequeña parte de La Paternal, en los que se establecen una serie de beneficios para los desarrollos «destinados exclusivamente a la realización de actividades relacionadas a la industria vitivinícola«. Se trata, entre otras, de empresas de distribución, bodegas, vinotecas o cavas, museos y exposiciones relacionadas al vino, centros de enseñanza, formación y capacitación sobre el vino». La norma establece que esas empresas podrán computar «como pago a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Brutos un porcentaje del monto invertido«. Hasta el momento no existe ninguna confirmación oficial del uso que se le dará al Palacio luego de la remodelación. 

Junto al edificio funciona actualmente una nueva sede de la escuela Ayrolo que es compartida con el Centro Educativo de Nivel Secundario (CENS) N° 66 y la comunidad educativa asegura que «no garantiza todo lo necesario para desarrollar el amplio espectro de actividades pedagógicas y de formación integral». «Fue creado para que funcionara la escuela y le terminan cediendo una parte al CENS porque no tenían edificio. Estamos funcionando sin espacio para una biblioteca o laboratorio, siempre buscando dónde armar cosas provisoriamente. Tendríamos que tener el espacio del Palacio», agregaron.

La Comisión agregó en este sentido que el palacio es «patrimonio edilicio, lingüístico, cultural e histórico de la comunidad sorda y no puede ser sustituido por ningún otro bien dado su valor intangible». La construcción del Palacio data de 1913 y el edificio lleva el nombre del ingeniero Alfredo Ceci, que vivió allí durante 25 años. El lugar funciona desde 1942 como escuela para niños y niñas con compromiso auditivo y trastornos del lenguaje. En 1996 dejó de estar en manos del Estado nacional para pasar a la órbita del Ministerio de Educación porteño.





Source link