27/02/2024

En privado, Javier Milei confía en los ajustes pero cree que “recién en marzo” va a empezar a ceder la inflación



Javier Milei sabe que las medidas que presentó esta semana Luis “Toto” Caputo no representan un plan de desarrollo sino un programa “ortodoxo clásico”, en el que no se bajan impuestos distorsivos, como pregonó durante años. “Como liberal, me hubiera gustado empezar bajando impuestos, pero no hay un dólar y había que evitar la piña de la hiper“, se lamentó en su primera semana en el sillón de Rivadavia. Pero perjura que no abandonó esa idea y que la retomará “cuando se acomode la economía”.

El Presidente es consciente que el programa de Caputo “no va a dar resultados inmediatos” pero confía en que los argentinos, a diferencia de otras etapas de la historia, apuestan al camino que trazó incluso durante la campaña. “Es la primera vez que un Presidente promete un ajuste y la gente vota el ajuste. ¿Cómo no voy a cumplir con lo que estoy convencido de hacer si además es lo que pidieron? Así no podíamos seguir porque nos dejaron una bomba“, le transmitió a un interlocutor con el que analizó el impacto de las medidas. “Fueron un éxito, le metimos un sablazo a la brecha y el dólar no se disparó“, realzó.

Como contó Clarín días atrás, Milei hizo aplaudir al ministro de Economía en la reunión de Gabinete y le transmitió su apoyo: “Soy su máxima espada”, dijo, en un gesto de confianza.

Más allá del respaldo a Caputo, Milei admite que sabe que el crédito no es eterno: “La gente tiene que ver que hay un rumbo y que el esfuerzo vale la pena, que estamos todos convencidos y que se terminaron los privilegios de la política”, razona.

Pero el jefe de Estado sabe que “recién en marzo van empezar a verse resultados concretos” del impacto del plan de estabilización y que la inflación de los próximos tres meses será un cimbronazo que “hay que aguantarlo como sea”.

Algo de eso dejó entrever en su primer discurso, tras calzarse la banda presidencial. “De acuerdo a estimaciones privadas, oscilará entre el 20% y el 40% mensual para los meses entre diciembre a febrero“, indicó.

Lejos de cambiar, tras las medidas y las remarcaciones que ya se registran en las góndolas, Milei admite que esa previsión incluso puede quedarse corta: “Si da 20 por ciento en diciembre, firmo con las dos manos“, planteó, según pudo reconstruir este diario.

Este viernes, Milei reiteró que su “máxima prioridad es terminar con la hiperinflación” y blanqueó en público un cálculo que ya venía haciendo en privado y que este jueves escribió en sus redes uno de sus asesores digitales, el joven Iñaki Gutiérrez. “La inflación en Argentina viaja al 1 por ciento diario, eso quiere decir que está viajando al 3.678 anual”, estimó el mandatario.

Este escenario, sostienen en Casa Rosada, forzó a Milei a asumir el costo de dar marcha atrás con la modificación de Ganancias, a pesar de que durante la campaña dio su voto para aprobar el proyecto que impulsó Sergio Massa en el marco del “plan platita”. “¿Qué quieren que haga? Si son ellos los que dejaron una deuda enorme con las provincias y son ellos (por los gobernadores peronistas) los que ahora quieren cambiarlo”, replica.

En la cabeza de Milei, aseguran quienes lo escucharon, está que se establezca un plazo en esta nueva modificación. “Lo ideal sería que sólo dure un año”, deslizan cerca del mandatario, en línea con la definición del vocero presidencial, Manuel Adorni, que aseveró que “cualquier corrección al alza de impuestos, como en este caso de Ganancias, va a ser de cortísimo plazo”.

Sin poner fecha, Milei dice haber acordado con Caputo “empezar con la baja de impuestos ni bien se pueda”. “Una vez que se acomode todo, vamos a liberar la economía”.

Aunque en otro sector del Gobierno ponen reparos: es que los gobernadores saben que, con la jurisprudencia existente, pueden revertirlo definitivamente con la vía judicial. “Estamos abiertos a negociar”, avisan en Balcarce 50.



Source link

Open chat
1
HOLA!!
Scan the code
SOMOS RADIO JUDICIAL
HOLA!! GRACIAS POR TU CONTACTO...EN QUE PODEMOS AYUDARTE?