27/02/2024

la calidad de su voz, un selecto repertorio y el inesperado ida y vuelta con el público


A poco más de un año de su última visita al país, Marc Anthony regresó a la Argentina con su exitosa gira latinoamericana Viviendo Tour, para ir cerrando el 2023 con un recital a pura fiesta ante más de 30 mil personas.

El reencuentro entre el rey de la salsa y su público local tuvo lugar este jueves en el estadio de Vélez Sarsfield pasadas las 21.30, media hora después del horario previsto, y tras la presentación de Benjamín Amadeo, el único telonero de la noche.

El Fortín comenzó a llenarse desde las 17, cuando abrieron sus puertas, y el clima, ya de por sí denso debido a las altas temperaturas, fue escalando poco a poco hasta llegar a su punto máximo cuando Marco Antonio Muñiz Rivera (tal es su nombre completo) hizo su entrada triunfal desde la cima de una enorme escalera.

Con sus infaltables lentes oscuros, jeans al cuerpo y un sobrio saco negro haciendo juego con la camisa que llevaba debajo, el reconocidísimo cantante con más de 30 años de trayectoria en la industria apareció en escena y no hizo falta ni que saludara para ser ovacionado por los presentes.

¡Que comience el show!

Antes de entonar las primeras estrofas de Pa’llá voy, el primer sencillo de su último álbum de estudio, que lleva su mismo nombre y fue lanzado en marzo del año pasado, el artista estadounidense de origen puertorriqueño entró en calor y deleitó a sus fans con sus inigualables movimientos de cadera.

Lo que vino después fue un muestra de profesionalismo, talento y pasión de una hora y media a través de un recorrido por sus mayores éxitos, esos que combinan salsa, boleros y cha cha cha en dos idiomas, aunque en esta ocasión solo cantó en español.

Marc Anthony se presentó en Vélez en su octava visita al país. Foto: gentileza @simon_canedo Marc Anthony se presentó en Vélez en su octava visita al país. Foto: gentileza @simon_canedo

En la primera parte del concierto, el multipremiado cantante de 55 años se lució con Valió la pena, Y hubo alguien (momento en el que arrojó sus lentes al campo), Hasta ayer y Flor pálida, su canción preferida. De hecho, fue en ese momento cuando interactuó por primera vez con el público.

Es que antes de interpretar la balada escrita por el cantautor cubano Polo Montañez, que él reversionó en 3.0, su undécimo álbum de estudio y noveno en español, el también actor y empresario nacido en Nueva York se tomó unos segundos para hablarle a sus seguidores.

“Buenas noches, buenas noches. ¡Que placer, que honor compartir con ustedes de nuevo! ¿Me extrañaban? ¡Mi gente! Muchas gracias. Esta noche vamos a cantar un poquito de todo pero esta próxima canción es una de mis favoritas, si la conocen por favor cántenla conmigo”, le pidió el artista a todos sus fans presentes.

Entonces grandes y chicos, hombres y mujeres, niños con los rostros pintados con la bandera de Puerto Rico y niñas con vinchas de flores y luces (que afuera del estadio vendían a 2 mil pesos, y adentro el doble) lo acompañaron desde sus lugares como si fuesen verdaderos coristas.

La noche no había llegado a la mitad y Marc ya lo había dado todo. O por lo menos, eso pensaba la gente. Es que, luego de interpretar Volando entre tus brazos, el boricua cautivo con un medley de boleros que erizó la piel de más de uno por la arrolladora fuerza de su voz.

Abrázame muy fuerte, de Juan Gabriel: Almohada, de su queridísimo amigo José José; y una versión exquisita de ¿Y cómo es él?, de José Luis Perales, fueron los elegidos que en las pantallas gigantes del estadio José Amalfitani se vieron en blanco y negro, como si él fuera una estrella de cine de los años 40.

Marc Anthony emocionó a todos al interpretar tres famosísimas baladas de su repertorio. Foto: gentileza ChuleMarc Anthony emocionó a todos al interpretar tres famosísimas baladas de su repertorio. Foto: gentileza Chule

Luego llegó el turno de cuatro hits que marcaron a fuego su carrera: Qué precio tiene el cielo, Hasta que te conocí, Mala y Parecen viernes. Acto seguido, el artista de salsa más vendido de todos los tiempos se despidió pero los 16 músicos que lo acompañaban no desconectaron sus instrumentos ni se fueron del escenario.

Todos permanecieron en sus lugares, entre ellos el argentino Mario Guini, quien trabaja con Marc desde hace varios años y este jueves se dio el gusto de tocar en su tierra y con la camiseta de la Selección Argentina puesta.

Minutos después, el ídolo de la música caribeña reapareció en el escenario y contra todo pronóstico, volvió a hablar con el público. “Ante de irnos les quiero dar las gracias a cada uno de ustedes por compartir juntos esta noche… ¡Que chulería, que honor!”, expresó emocionado antes de dar lo mejor de sí en sus dos últimas canciones: Tu amor me hace bien y Vivir mi vida; luego de una hora una y media de concierto.

Marc Anthony cantó este jueves una hora y media ante más de 30 mil personas. Foto: gentileza ChuleMarc Anthony cantó este jueves una hora y media ante más de 30 mil personas. Foto: gentileza Chule

Una por una, todas las presentaciones de Marc Anthony en el país

Esta es la octava visita de Marc Anthony a la Argentina. La primera fue en 2011, cuando vino a GEBA a presentar Íconos, su décimo álbum de estudio, el cual versiona baladas del pasado. En esa oportunidad, el boricua comprobó que pisaba fuerte en esta tierra y volvió al año siguiente en dos ocasiones.

En su primera visita de 2012, Marc vino solo con dos shows multitudinarios: uno en el estadio de Ferro Carril Oeste y otro, en el Orfeo Superdomo de la ciudad de Córdoba. En tanto, meses después, se presentó junto a Chayanne en el marco de la gira Gigantes 2 y fue allí cuando debutó en el estadio de Vélez.

Un año después, en 2013, el artista volvió al país para promocionar 3.0. Entonces, él ofreció una única presentación en GEBA en el marco de su gira Vivir mi Vida World Tour.

Y no fue hasta 2016 que regresó a Buenos Aires, más precisamente al Estadio Cubierto de Tecnópolis, donde actuó ante 15 mil personas. Asimismo, dos años después, se lució ante 17 mil personas nuevamente en GEBA.

Su última visita a la Argentina fue el año pasado, cuando colmó en dos oportunidades el Movistar Arena y volvió a cautivar a sus fanáticos no solo con su imponente voz sino también con sus bailes.

Marc Anthony en su primer show en el Movistar Arena en 2022. Foto: Germán Garcia Adrasti Marc Anthony en su primer show en el Movistar Arena en 2022. Foto: Germán Garcia Adrasti

El balance perfecto de Marc Anthony: carrera consolidada y la familia que siempre anheló

Marc Anthony aterrizó en Buenos Aires este jueves y no lo hizo con sus músicos y equipo de trabajo. El reconocidísimo artista estadounidense de raíces caribeñas llegó a Buenos Aires acompañado de su mujer, la modelo paraguaya Nadia Ferreira, de 24 años y madre de su hijo menor, de apenas seis meses de vida.

Ambos volaron desde Lima, Perú, donde el intérprete de Ahora quién (una de las que no cantó en Buenos Aires) se presentó ante más de 20 mil personas. Lo hizo junto a Prince Royce y los artistas peruanos Deyvis Orozco y Mauricio Mesones en el Estadio Nacional el martes último.

Antes de Navidad, un solo concierto le falta dar, el del sábado próximo en la tierra de su mujer: Paraguay, para luego tomar un merecido descanso hasta febrero, cuando comenzará su nueva gira por Estados Unidos, Historia tour.

Marc Anthony y su esposa la modelo y ex reina de belleza paraguaya Nadia Ferreira. Foto: EFE/Giorgio VieraMarc Anthony y su esposa la modelo y ex reina de belleza paraguaya Nadia Ferreira. Foto: EFE/Giorgio Viera

Aunque él es sumamente reservado con su vida privada, se cree que esas semanas alejado de los escenarios las use para descansar y disfrutar de su mujer, su bebé recién nacido y sus hijos mayores: Arianna (29) y Chase (28), de su primera mujer, Debbie Rosado; Ryan (22) y Cristian (20), fruto de su amor con Dayanara Torres; y los gemelos Max y Emme (15), que tuvo con Jennifer Lopez, su exesposa.



Source link

Open chat
1
HOLA!!
Scan the code
SOMOS RADIO JUDICIAL
HOLA!! GRACIAS POR TU CONTACTO...EN QUE PODEMOS AYUDARTE?